México | Tu Cerebro También Piensa Con El Corazón

México | Tu Cerebro También Piensa Con El Corazón

14 de Fevereiro, 2020 0 Por Carlos Joaquim
Probablemente no seas del todo consciente, pero es posible que alguna vez hayas caído en la trampa de las gangas que prometen las rebajas. También puede ser que no vayas al gimnasio tan a menudo como esperabas el día que te apuntaste. Behavioural Economics (Be), en español Economía de la Conducta, es una rama de la economía que se ha encargado de explicar el origen de estos comportamientos irracionales, pero ¿qué es exactamente esta disciplina y por qué está teniendo tanto impacto en los últimos años?
No cabe duda de que algo ha cambiado en la economía como ciencia. La pista la encontramos en los nombres de algunos ganadores del Premio Nobel de Economía. Si buscamos a Daniel Kahneman, Google nos presentará a un psicólogo laureado con el prestigioso premio en la edición de 2002. En 2017 Richard H. Thaler, un economista criticado por sus propios compañeros de profesión, se llevó el premio. Estos autores, junto con otros como Amos Tversky o Cass Sunstein, son los padres de la Economía de la Conducta y los artífices de demostrar que tu cerebro también piensa con el corazón.
La Economía de la Conducta es, por tanto, un verdadero desafío a las bases de la economía tradicional y, en concreto, a su visión del ser humano. De hecho, desde hace casi 200 años la Teoría Económica se ha construido sobre ciertos supuestos acerca del ser humano como, por ejemplo, que dispone de información perfecta, que posee un cerebro con capacidad de análisis infinita, que toma decisiones de manera racional y que solo aspira a maximizar su propio beneficio.
¿Verdad que esta descripción suena poco realista? Por eso precisamente, resulta tan interesante el trabajo de los Behavioural Economists. En palabras de Dan Ariely, catedrático de Psicología y Economía Conductual nacido en Estados Unidos y un autor muy recomendable no solo por conocimiento experto, sino por ameno y divulgativo: “¿no tendría mucho más sentido la economía si se basara en cómo se comporta la gente en lugar de en cómo debería comportarse?”.
Para lograrlo, la Economía de la Conducta incorpora conceptos de la psicología y otras ciencias sociales con el objetivo de comprender el comportamiento humano, incluyendo la parte irracional que lo provoca. En sus análisis se introducen elementos como: